Envasado

Los filetes de anchoa limpios se introducen manualmente y de manera ordenada en los envases, y se añade el aceite. Siguiendo el método tradicional, escogemos aceite de girasol, que preserva los matices del sabor de la anchoa, que se presenta limpia y brillante.

Semiconserva

La anchoa en salazón es una semiconserva. Aunque sanidad exige hasta un año de caducidad, la anchoa selecta del Cantábrico «Karmelo Toja» se presenta con una caducidad de seis meses, que garantice la calidad del producto y sea consumido en las mejores condiciones de textura, aroma y sabor.

La anchoa «Karmelo Toja» se comercializa bajo pedido, no con stock. Ofrecemos a nuestros clientes diversos formatos, por cantidad y tamaño de envase. En el sector de la hostelería, adaptamos los formatos y número de unidades a las necesidades específicas de nuestros clientes.

Conservación

Para disfrutar de las anchoas «Karmelo Toja» una vez abierto el envase, se recomienda rellenarlo con aceite de girasol, para que las puntas de los filetes estén siempre en contacto con el aceite.

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google